La marcha de las sombrillas

Ella se despertó temprano, como siempre, preparo el desayuno y levantó a su familia. Su niña remoloneo. “Vamos – le dijo – es hora de ir al colegio” …

Miles de mujeres marchamos bajo sombrillas, protegiéndonos de la lluvia. Hasta el cielo lloraba, al sentir los pasos de cada mujer que acompañaba el dolor de esa madre.

Que hacemos mal como como sociedad, que terminamos educando hombres con derecho a caratular-nos de: “loca, bandida, frígida” entre otros improperios. Peor aún, de considerarnos de su propiedad. Mientras no respondamos esa pregunta, no sirve de nada lo que se pueda hacer después; la niña ya no duerme en su cama hoy.

violencia-de-genero-2288286h540
Buenos Aires – Foto del Diario La Nación