Malinalli, la traductora.

Mi nombre es Malinalli, soy hija de una familia de la nobleza azteca, al morir mi padre, y volver a casarse mi madre, mi padrastro me vendió como esclava, yo era una niña.

Cuando llegaron los españoles, los mayas me obsequiaron a Hernán Cortes, tenía 17 años.

Mi hermosa lengua natal, el náhuatl, me permitió seguir con vida, ya que me convertí en traductora, consejera e intermediaria del conquistador y, sí, también en su amante.

Tuve un hijo con él, no se me permitió criarlo, entregaron a Martin a un primo del conquistador, para que sea educado en sus costumbres.

Al llegar la esposa de Cortes a América, para hacer callar los rumores, me entregó como mujer a otro hombre, Juan de Jaramillo, con él tuve a María.

Fui un instrumento, sin embargo, quisieron llamar Nueva España a mi tierra, pero no pudieron, recuerden en la sangre de mis hijos, está la sangre de mi pueblo guerrero.

Mi México, se los traduzco, en Náhuatl significa “Ombligo de la luna”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s